¿Son todos los dioses, falsos? ¿Hay uno que sea verdadero? o ¿son todos igual de válidos? En estos tiempos de pluralismo hay quienes piensan que es lo mismo creer en el Dios de Israel que en un unicornio, el dios espagueti o Gokú (en la saga de dragon ball z, la batalla de los dioses). ¿Podemos poner a Jehová (o Yavéh) en el mismo nivel de los otros dioses? Veamos:

A. Su cualidad moral y esencial:

Frecuentemente a Jehová se le llama justo, misericordioso y bueno (Exodo 34:6); no obstante los dioses griegos suelen tener historias llenas de discordias, envidias e intrigas que avergonzaban a los filósofos de la talla de Platón y Aristóteles. Los dioses cananeos y los egipcios manifestaban un comportamiento similar, pocos llenos de virtud alguna. No hay ni un dios del cual se haya dicho que estuviera dispuesto siquiera un poco a dejar su comodidad o gloria para ayudar a las personas y mucho menos a dar su vida en sacrificio por amor a la gente mala como somos nosotros, si acaso a un amigo.

Los dioses paganos suelen tener imagen de animales como Apis, dios egipcio en forma de toro, o mitad animal y mitad humano como Seth y Ra, o Dagón un dios babilonio en forma de pez; o con forma de hombre o mujer como los dioses griegos Zeus o Afrodita o los mexicas Huitzilopochtli y Quetzalcóatl. Jehová es superior a lo creado y a la imaginación humana, un dios invisible que prohibe que se le represente con seres animados o inanimados de su propia creación.

B. Su alcance en dominio y permanencia independiente:

Los dioses mexicas, mayas, mesopotámicos, griegos, egipcios, etc., tenían una esfera limitada de influencia o dominio: Ra, dios del sol y de la vida; Osiris, dios de la agricultura y la resurrección; Hathor, diosa del amor, la alegría y la música; Toth dios de la sabiduría. Hay dioses de la lluvia, de la guerra, de la fertilidad, de las olas, de los muertos, de los espíritus malignos, de la noche, del pulque, etc… Dios (Elohim Jehová) es Dios de los cielos que hizo la tierra y el mar (Jonás 1:9), suya es la tierra y su plenitud (Sal. 24:1).

Practicamente todos los dioses del pasado y de los imperios mucho más poderosos que Israel han dejado de ser adorados como tales y sus pueblos correspondientes han dejado de existir: egipcios, cananeos, asirios, babilonios, medo persas, griegos y romanos. El Dios de Israel ha permanecido y ahora no sólo es adorado en Israel sino en todo el mundo.

C. Su poder y conocimiento manifiesto y superior:

En la antigüedad la superioridad de un dios estaba relacionado con el poder para derrotar y subyugar a los enemigos.

Los egipcios creían que sus dioses eran superiores a los demás. Faraón desconoció a Jehová (Ex. 5:1,2) quien le ordenaba que dejara libre a su pueblo de la esclavitud. Entonces Dios envió diez plagas a la tierra de Egipto en la cual cada una significaba la derrota de un dios egipcio: río de sangre- a Khnum dios del Nilo; las ranas- Heket fuente de vida; mosquitos y tábanos- Amún dios del aire; muerte del ganado- Hator (Phat y Apis) dioses del amor, alegría; úlceras- Isis diosa de la magia y sanidad; granizo- Nuth diosa del cielo; langostas- Min dios protector de las cosechas, tinieblas- Ra dios del sol y padre de los dioses; muerte de primogénitos- faraón, Anubis protector de los muertos y Osiris dios del más allá. Jehová dijo “y ejecutaré mi juicio en los dioses de Egipto” (Ex. 12:12).Dibujo DIOSES EGIPCIOS

Siglos después los filisteos se llevaron el arca del pacto y creyeron haber derrotado a Jehová. Pusieron el arca en el templo de Dagón (Jueces 5) pero a la mañana siguiente el idolo amaneció postrado, lo levantaron y a la mañana no sólo amaneció postrado sino cortado de los brazos y cabeza.dagon-cae-ante-el-arca-de-jehova

En el tiempo de Elías la malvada reina Jezabel promovió la adoración a Baal y Asera, dioses cananeos y mandó a matar a los profetas de Dios. Elías desafió a 450 profetas de Baal y 400 de Asera en el monte Carmelo para que presentaran un sacrificio a ver quien demostraba ser Dios enviando fuego del cielo. Por horas los profetas de Baal y Asera clamaron y no respondieron sus dioses. Elías oró y Jehová envió fuego del cielo. Baal y Asera eran respectivamente el primero dios de la lluvia y el fuego y ambos dioses de la fertilidad. Dios los venció en su propio campo.elías1

En la antigüedad los sacerdotes y profetas de los dioses tenían la creencia que los dioses tenían un conocimiento superior al de los humanos pero que este simplemente era inaccesible. Cuando a los magos, astrólogos y caldeos de Babilonia fueron probados para decir cuál había sido el sueño de Nabudonosor se declararon ignorantes (Dan. 10:11) pero Dios le reveló el sueño y la interpretación a Daniel.

Jehová reta a los dioses y les dice a través de Isaías:

Isa 41:22-24 Traigan, anúnciennos lo que ha de venir; dígannos lo que ha pasado desde el principio, y pondremos nuestro corazón en ello; sepamos también su postrimería, y hacednos entender lo que ha de venir. Dadnos nuevas de lo que ha de ser después, para que sepamos que vosotros sois dioses; o a lo menos haced bien, o mal, para que tengamos qué contar, y juntamente nos maravillemos. He aquí que vosotros sois nada, y vuestras obras vanidad; abominación es el que os escogió.

Dicho lo anterior Dios anuncia qué imperio se habrá de levantar y quién será su dirigente.

¿Te llevan o tú llevas?

Uno de los contrastes más señalados en las Escrituras es el que los dioses no sólo son objetos creados por hombres sino que dependen de estos, en cambio Dios creó al hombre y este depende de él.

Israel llevó a los dioses de Babilonia pero Jehová los llevó a ellos:

Isa 46:1,3-4 Se postró Bel, se abatió Nebo; sus imágenes fueron puestas sobre bestias, sobre animales de carga; esas cosas que vosotros solíais llevar… Oídme, oh casa de Jacob, y todo el resto de la casa de Israel, los que sois traídos por mí desde el vientre, los que sois llevados desde la matriz. Y hasta la vejez yo mismo, y hasta las canas os soportaré yo; yo hice, yo llevaré, yo soportaré y guardaré

Conclusión:

Dios reconoce que los hombres se pueden hacer dioses de madera o de metal hechos a la talla de la imaginación y a satisfacción del cliente, no obstante su desafío directo a que se pruebe a los dioses frente a él nunca ha dejado duda que los dioses son idolos, son nada, son vanidad. Él no es uno más entre tantos sino que es el único verdadero Dios, lleno de poder, amor, dominio y conocimientos manifestados en la historia a nuestro favor. Pese a la multitud de opciones de su época Moisés dijo:

Éxo_15:11 ¿Quién como tú, oh Jehová, entre los dioses?
¿Quién como tú, magnífico en santidad,
Terrible en maravillosas hazañas, hacedor de prodigios?