Son muchos los casos en la Biblia donde Dios permite que el velo que oculta lo espiritual se corra para que podamos percibir el ámbito espiritual de los ángeles, sólo por mencionar algunos: ángeles que defienden a Israel en las batallas, ángeles que llevaron mensajes a ciertas personas, ángeles que ejecutaron juicio en determinados momentos, ángeles que vinieron en ayuda de personas en necesidad, ángeles que observan y supervisan la actividad humana, etc. Las Escrituras nos revela su existencia y actividad y nos muestran de modo especial su relación con los creyentes,

Heb 1:14  Porque todos los ángeles son espíritus al servicio de Dios, enviados en ayuda de quienes han de recibir en herencia la salvación. (DHH)

Algunos consideran que la actividad de los ángeles está limitada a los periodos de revelación bíblica y otros que sólo son mitos pero la Biblia no limita su ministerio a aquellos tiempos en ninguna parte.

Hace un tiempo oí la historia acerca de una enfermera que en medio de la guerra que pasaba en su país pasó frente a los que disparaban a las personas para ayudar a su ejército. Los soldados se admiraron al ver que no le hicieron nada y que dejaron de disparar cuando ella pasó. Cuándo les preguntaron a sus enemigos por qué no habían disparado ellos contaron que habían visto que ella iba rodeada por unas personas grandes y fuertes vestidas de blanco que estaban armadas e iban cuidando a la enfermera.

El hermano Frank Portocarrero de Cajamarca, Perú nos cuenta:

“Queridos hermanos, contaré una de las tantas vivencias que he tenido. Una de las más claras fue cuando tuve 8 años, sé que muchos pueden ser escépticos respecto a la edad, sin embargo yo estuve totalmente despierto y cabal en mi mente. Lo que sucedió fue que en el patio de la iglesia habían columpios, pero para ir hasta allá tenía que pasar por la casa del perro, un doberman macho de aproximadamente 35 Kg., que tenía la fama de ser muy agresivo, yo no me dí cuenta que estaba ahí, simplemente fui a los columpios, mi madre y algunos hermanos estaban lejos me perdieron de vista ese momento, cuando estaba atravesando la casa del perro, este  salió de la casa para atacarme, recuerdo muy bien su hocico muy abierto y mi pierna quedándose inmóvil, pero fue en ese momento y ahora entiendo que fueron ángeles de Dios, que sentí 2 hombres que me levantaban del suelo, vi al perro tratando de saltar para alcanzarme pero yo estaba muy arriba, sentí que me elevaba y me tenían cogido de ambos brazos 4 manos, 2 de cada lado y de pronto caí al suelo, aproximadamente 10 metros lejos del perro, que ladraba sin parar, a esto mi madre y los hermanos vinieron corriendo y me vieron llorar, pero yo estaba adolorido por la caída más que por la impresión. Estoy seguro que lo sentí así y doy gracias a Dios que me hace ver que fueron sus ángeles.

Otra historia que me contó un misionero inglés-español, que una persona de su ministerio tenía que llevar Biblias a un país en el que estaba prohibido, y cuando se acercaban los de aduanas a revisar cada maleta, sentía como dos hombres lo tomaban por los brazos, uno a cada lado y simplemente lo trasladaban de la habitación hacia afuera, sin que los de seguridad digan nada ni revisen nada. y así logró pasar más de 100 biblias al país.”

El hno. Luis Paez de Monterrey nos escribe “Sobre un testimonio de intervención angelical en mi vida, hay varios en ocasiones evitando algún accidente automovilístico, recuerdo uno en particular en una carretera por el estado de Hidalgo iba transitando por una carretera de 2 vías y sin acotamiento, se acercaba una zona de curvas y no había para donde hacerse cuando eleve una oración a Dios y le dije: Padre si no me ayudas me dormiré y necesito que tu me sostengas y nada me pase, de pronto observo en el retrovisor un trailer que sale de la nada y venia muy rápido, me alerte y puse mas atencion ya que el trailer venia frenando con motor haciendo mucho ruido y entrábamos justo a la zona de curvas y en descenso, así que me dije este trailer debe bajar la velocidad o si no vamos a accidentarnos, toda la zona de curvas estuvo el trailer detrás de mi, pero justamente saliendo ya de las curvas y faltando poco para llegar a un pueblo y poder descansar el trailer desapareció sin tener un lugar a donde ir, ya que no había acotamiento ni lugar en donde se pudiera estacionar o quedar, comprendí que Dios me había mandado un ángel manejando un trailer para cuidar de mi, fue una experiencia muy especial.”

Así como este testimonio me contaron sobre una familia de una iglesia que viajando en un auto estaban a punto de sufrir un accidente por el impacto con otro carro, pero justo al tiempo que iba a suceder sin explicación el auto se desvió hacia un lado yendose a una cuneta y aún cuando el carro quedó muy dañado las personas que iban ahí permanecieron sin ningúna herida.

El  hno. Victor M. Ruíz del estado de México también nos cuenta: “La experiencia que creo haber tenido con referencia a los ángeles; es que unas semanas antes de morir mi padre, tuve un sueño donde el, mi mama y yo íbamos en un auto muy viejo, por un camino en muy mal estado, al mismo tiempo podíamos ver a las demás personas ir por una hermosa autopista con sus autos de lujo y burlándose de nosotros diciéndonos que abandonáramos ese camino pues era mucho mejor el camino por el que ellos iban; sin embargo en nuestro viaje iba un ángel que nos decía que no hiciéramos caso pues el camino por el que íbamos llevaba a un lugar muy hermoso e incomparable. De pronto, estaba delante de nosotros una hermosa montaña llena de vegetación y hermosas flores, y en medio de la montaña estaba una puerta, donde al querer entrar el que nos acompañaba; no nos permitió la entrada a mi mama y a mí, solo a mi padre, mientras nos decía que para nosotros aun no era el tiempo de entrar a aquel lugar, que solo para mi padre se habían terminado los sufrimientos y que ahora le esperaba un lugar hermoso y lleno de paz, donde ya no sentiría ningún pesar, mientras que nosotros teníamos que continuar todavía en ese viaje pero que algún día regresaríamos y entraríamos a aquel lugar. Al final lo único que veíamos era como al entrar mi padre a aquel lugar la puerta se cerraba mientras nosotros regresábamos a aquel camino. Lo sorprendente de todo esto es que sin que yo le hubiera comentado nada a mi padre el me contó el mismo sueño al día siguiente. En lo personal no estoy seguro si fue un sueño o simplemente Dios a través de un ángel nos estaba preparando y confortándonos al mismo tiempo por la partida de mi padre al reino celestial, recordándonos al mismo tiempo que algún día volveremos a estar juntos por la eternidad al lado de nuestro Señor. Esa misma presencia que sentí en mi sueño, la he sentido cerca de mí desde que mi padre murió, siempre que lo recuerdo. Entiendo que solo en Dios hay consuelo y paz, pero posiblemente sea un ángel el que Dios este usando para recordarme que ahora tengo un Padre Eterno que está en todo momento conmigo.”

Testimonios como  estos nos sobrecogen y asombran y nos recuerdan que hay un mundo invisible del cual estamos rodeados y por el cual somos influidos. También nos enseñan que los ángeles son con frecuencia el medio que Dios utiliza para cuidarnos con amor y diligencia.

Sal 34:7 El ángel de Jehová acampa alrededor de los que le temen,
Y los defiende.