Nuestra relación con Dios comienza ese día que le decimos sí a El y creyendo en su amor le prodigamos fidelidad y devoción sobre todas las cosas y sobre todos los otros dioses de alrededor. Ese momento, cual luna de miel, sentimos y gozamos de su cuidado, dirección y alimento sin importarnos mucho por los senderos espinosos y secos por los que tengamos que pasar, porque estamos enamorados. Parecido a esto ocurrió con Israel:

Jer 2:2 «Ve y proclama a oídos de Jerusalén que así dice el SEÑOR: »“Recuerdo el amor de tu juventud, tu cariño de novia, cuando me seguías por el desierto, por tierras no cultivadas. (NVI)

¿Por qué alguien habría de querer alejarse de su amor más grande y de la pareja perfecta? No tiene sentido. Hay una pregunta profunda de Dios al hombre que lo deja que resuena en el silencio porque no tiene respuesta:

Jer 2:5  Así dice el SEÑOR: «¿Qué injusticia vieron en mí sus antepasados, que se alejaron tanto de mí? Se fueron tras lo que nada vale, y en nada se convirtieron.

Dios está dispuesto a reconocer cualquier injusticia cometida por él en su trato con Israel para que ellos se apartaran. Si acaso alguno dijera: “es que Dios es muy duro y nos castiga” seguramente que incluso eso no sería un castigo injusto, si acaso ellos dijeran “es que queremos la tierra prometida ya y Dios no nos la da rápido” Dios les mostraría las formas en que los sustenta aún en medio del desierto y como esto simplemente es el reflejo de la impaciencia y de la falta de confianza de ellos y no falta de amor o compromiso de Dios.¿Te hizo algo malo Dios? ¿en verdad te falló como dices? ¿crees que fue muy poco fiable?… ¿en serio?

Lo más malo no sería dejar a Dios si existiera en este universo alguien mejor que él. Hay personas que se divorcian porque su pareja los maltratan o los engaña con otra persona pero hay otros que lo hacen porque descubren a alguien mejor físicamente o supuestamente más compatible que la pareja y con quienes pueden sentirse felices e identificados. En cuanto a Dios ¿realmente existe algo o alguien que valga la pena para que tengamos que abandonar a nuestro amante Esposo? Dios dice que la gente se fue tras lo que no vale y cuando esto hacemos en nada nos convertimos, perdemos nuestra propia valía y así nos sentimos.

Es en razón a esto que Dios nos interpone una demanda en el tribunal celestial para que comparezcamos ante el testigo y el juez celestial.

Jer 2:9 Por eso, aún voy a entablar un litigio contra ustedes, y también litigaré contra los hijos de sus hijos —afirma el SEÑOR—.

Es simplemente irracional que cambiemos lo real por lo falso, la vida por la muerte, el camino por la perdición, la bendición por la maldición. Preferimos el lodo de nuestro propio pozo al agua fresca y pura de su manantial.

pozo211709

Jer 2:13 »Dos son los pecados que ha cometido mi pueblo: Me han abandonado a mí, fuente de agua viva, y han cavado sus propias cisternas, cisternas rotas que no retienen agua.

¿Qué es lo peor de dejar a Dios cometiendo esta irracionalidad? Que cosecharemos el fruto de nuestra mala elección. No, no será Dios quien nos castigue por haberlo abandonado sino será nuestra propia torpeza, será la amargura de haber sido infiel al que nos fue fiel…

Jer 2:19 Tu maldad te castigará, tu infidelidad te recriminará. Ponte a pensar cuán malo y amargo es abandonar al SEÑOR tu Dios y no sentir temor de mí —afirma el Señor, el SEÑOR Todopoderoso—.

Si tú pensabas alejarte de él, piénsalo,  no es lo más sabio, medita si realmente ha sido Dios injusto contigo y detente.

los_hombres_no_perdonan_una_infidelidad_1

Si tú te encuentras alejado de Dios y sientes que en tu búsqueda de una vida mejor lo único que hallaste fue un vacío y sequedad, fue amargura y maldad, Dios aún te espera. Si tan sólo reconoces tu error, siempre estará dispuesto para darte una nueva oportunidad y empezar de nuevo, así es su amor y su gracia.