¿Hay memoria de Dios, alabanzas y obras en el Seol?

Varios textos en los salmos y Eclesiastés parecen señalar lo contrario a lo que se ha venido viendo hasta aquí en cuanto a que en el Seol hay conciencia e incluso sufrimiento.

  • Sal_6:5 “Porque en la muerte no hay memoria de ti; en el Seol, ¿quién te alabará?”. El salmo 6 comienza pidiéndole a Dios que no lo castigue con su ira (v. 1) pues estaba enfermo y su alma estaba turbada. Pide a Dios que se glorifique sanándolo para que pueda haber memoria de sus obras y se le pueda alabar en la tierra. El salmo termina diciendo que Dios oyó su ruego y sus enemigos saldrían huyendo al verlo levantarse (vv. 8-10)
  • El salmo 88 es semejante. En este salmo Hemán clama porque Dios lo libre de la muerte, él siente que la ira de Dios está sobre él (v. 7). Notemos la siguiente expresión. Sal 88:10,11 “¿Manifestarás tus maravillas a los muertos? ¿Se levantarán los muertos para alabarte? ¿Será contada en el sepulcro tu misericordia, o tu verdad en el Abadón?” Con esto quiere decir que el pide un milagro (maravilla) ahora que está vivo para que pueda contarlo a los vivos.
  • Algo semejante dijo el rey Ezequías cuando se le dijo que iba a morir. Is_38:10 “Yo dije: A la mitad de mis días iré a las puertas del Seol; privado soy del resto de mis años.” Ezequías declaró que Dios lo perdonó de sus pecados y lo sanó (Is. 38:17) Is_38:18 “Porque el Seol no te exaltará, ni te alabará la muerte; ni los que descienden al sepulcro esperarán tu verdad. El que vive, el que vive, éste te dará alabanza, como yo hoy; el padre hará notoria tu verdad a los hijos.” Ezequías alabaría al Señor y contaría a su familia (memoria) pero no lo habría hecho si fuera muerto.
  • Otro salmo parece decir la misma idea, Sal 115:17 “No alabarán los muertos a JAH, ni cuantos descienden al silencio”; pero ese no será el destino de los justos Sal 115:18 “Pero nosotros bendeciremos a JAH desde ahora y para siempre. Aleluya.”
  • Ecl_9:10 Todo lo que te viniere a la mano para hacer, hazlo según tus fuerzas; porque en el Seol, adonde vas, no hay obra, ni trabajo, ni ciencia, ni sabiduría. Desde la perspectiva terrenal (bajo el sol) que escribe Salomón los vivos deben aprovechar a vivir intensamente pues al morir las obras que se hicieron aquí quedan.
  • David dice Sal_9:17 “Los malos serán trasladados al Seol, todas las gentes que se olvidan de Dios”  y añade Sal 31:17 “No sea yo avergonzado, oh Jehová, ya que te he invocado; sean avergonzados los impíos, estén mudos en el Seol.” Esto añadido a lo anterior indica que los impíos que son llevados al Seol irán allí por olvidarse del Señor, no tomarlo en cuenta, no tenerlo en memoria y quedarán mudos porque no podrán más dañar con sus lenguas y son gentes que no alaban al Señor.

David habla del Seol como el estado de la muerte o el sepulcro. Primero dice que la muerte por poco lo destruye, Sal_18:5 “Ligaduras del Seol me rodearon, me tendieron lazos de muerte” (2 Sa. 22:6, Sal. 116:3).  “Porque mi alma está hastiada de males, y mi vida cercana al Seol.”Sal_88:3 Posteriormente dice como Dios lo libró de morir por enfermedad y de mano de sus enemigos, Sal_30:3 Oh Jehová, hiciste subir mi alma del Seol; me diste vida, para que no descendiese a la sepultura. Sal_86:13 “Porque tu misericordia es grande para conmigo, y has librado mi alma de las profundidades del Seol.” Lo mismo habría de decir Jonás cuando estaba en el vientre del pez por su rebeldía a punto de morir, Jon_2:2 “y dijo: Invoqué en mi angustia a Jehová, y él me oyó; desde el seno del Seol clamé, y mi voz oíste.” Es por ello que David decía  “… y si en el Seol hiciere mi estrado, he aquí, allí tú estás.” Sal_139:8; puesto que no existe peligro, enfermedad o pecado del que Dios no nos pueda sacar. David creía que “en la casa del Señor moraría por largos días” (Sal. 23:6), que significa que tenía la esperanza de estar con el Señor para siempre, también nos dice en Sal. 16:11 Me mostrarás la senda de la vida; en tu presencia hay plenitud de gozo; delicias a tu diestra para siempre.

La victoria de Cristo sobre el Seol

Ya hemos citado el concepto que David tenía sobre su participación en el Seol, él lo veía solo como la muerte o el sepulcro. Hch_2:27 dice “Porque no dejarás mi alma en el Hades, ni permitirás que tu Santo vea corrupción.” David que escribió estas palabras en el Salmo 16:8-11, “murió y fue sepultado” (Hch. 2:29), por tanto aquí Hades también se refiere a sepulcro. Pedro interpretó que este pasaje se refirió a Jesús a quien el Padre resucitó de entre los muertos (Hch. 2:31).

Los hijos de Coré escribieron:

Sal_49:14 Como a rebaños que son conducidos al Seol, la muerte los pastoreará,Y los rectos se enseñorearán de ellos por la mañana; se consumirá su buen parecer, y el Seol será su morada. Sal_49:15 Pero Dios redimirá mi vida del poder del Seol, porque él me tomará consigo.

Ana alaba a Dios diciendo 1Sa_2:6 “Jehová mata, y él da vida; El hace descender al Seol, y hace subir.” Es decir, él da vida y la quita, Seol aquí es sinónimo de muerte y subir del Seol es resucitar. Jesús dijo Apo_1:18 “y el que vivo, y estuve muerto; mas he aquí que vivo por los siglos de los siglos, amén. Y tengo las llaves de la muerte y del Hades.” Podemos decir que la muerte y el Hades vencieron a Jesús temporalmente pero al resucitar ganó autoridad (las llaves) sobre la muerte y sobre el Hades para poder resucitar a los suyos. En Apocalipsis la muerte y el Hades aparecen personificados y distinguidos, la muerte se lleva a las personas y el Hades lo contiene Apo 6:8 Miré, y he aquí un caballo amarillo, y el que lo montaba tenía por nombre Muerte, y el Hades le seguía;…

El salmista pregunta, Sal_89:48 “¿Qué hombre vivirá y no verá muerte?¿Librará su vida del poder del Seol?” La respuesta a esta pregunta la tenemos en la carta a los hebreos:

Heb 9:27 … está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio; así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvar a los que le esperan.

Jesús hizo capaz por medio de su muerte y resurrección perdonar los pecados del hombre para así salvarlos, lo que implica la resurrección y la liberación del poder del Seol. Jesús vino a “librar a todos los que por el temor de la muerte estaban durante toda la vida sujetos a servidumbre.” (Heb 2:15)

El Señor presenta al Hades como un reino con puertas Mat_16:18 … y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella. Las puertas son el lugar de entrada y en este caso simbolizan el poder como la boca del león indica su ferocidad. Jesús habla figurativamente de que la iglesia no habrá de perecer, el Hades no lo vencerá pues está en la roca lo cual lo hace invencible. Esto implica que su iglesia vencerá a la muerte, a pesar de que el Seol sea duro (Cnt_8:6), pues Cristo nos resucitará. Ose_13:14 De la mano del Seol los redimiré, los libraré de la muerte. Oh muerte, yo seré tu muerte; y seré tu destrucción, oh Seol…

El proceso de la destrucción de la muerte y del Seol está descrito en Apo_20:13 “Y el mar entregó los muertos que había en él; y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos; y fueron juzgados cada uno según sus obras”. Aquí Juan distingue entre los muertos en el mar y aquellos que fueron enterrados, para decir que donde quiera que los muertos hayan quedado serían juzgados. Apo_20:14 “Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda.” En ese momento la función de la muerte y del Hades habrá finalizado para siempre.

Conclusión:

Los creyentes son parte del Seol/ Hades en el sentido de la muerte física y de que son sepultados en la tierra. Hemos podido ver que aquellos pasajes que dicen que en el Seol no hay memoria ni alabanza lo dicen como una apelación a Dios para que este los sane y ellos puedan glorificarle entre los vivos y él responde. Jesús venció a la muerte y al Hades (sepulcro) al resucitar y promete que quienes creen en él harán lo mismo al ser resucitados al final de los tiempos y esta es una promesa extraordinaria.