¿Cómo es el ser más grande del universo? No hay cosa más importante que aquello que pensamos acerca de Dios. Conocer a Dios es el objetivo máximo de la vida. No podemos darnos el lujo de tener ideas equivocadas acerca de él que provengan de la cultura, de la tradición o de la especulación personal, necesitamos de una revelación que provenga de él mismo, y esto lo tenemos a través del libro sagrado.

La teología propia, el estudio de Dios (teos: Dios, logos: estudio), nos da importante información acerca de quien es Dios según la Biblia nos describe sus atributos. Veamos algunos textos importantes y hagamos una lista de los atributos que nos enseñan cómo es Dios.

  1. Dios es independiente: Él no nos necesita a nosotros ni nada de la creación pero nosotros sí le necesitamos a él. «El Dios que hizo el mundo y todo lo que hay en él es Señor del cielo y de la tierra. No vive en templos construidos por hombres, ni se deja servir por manos humanas, como si necesitar de algo. Por el contrario, él es quien da a todos la vida, el aliento y todas las cosas» (Hch 17:24-25) (Cf. Job 41:11, Sal. 50:10-12). La independencia de Dios también se ve en la forma en que se designa a sí mismo en Éxodo 3:14: «YO SOY EL QUE SOY».
  2. Dios es inmutable: Él es inalterable en su ser, perfecciones, propósitos y promesas pero en efecto actúa y siente emociones y reacciona de formas diferentes en respuesta a situaciones diferentes. «Yo, el Señor, no cambio. Por eso ustedes, descendientes de Jacob, no han sido exterminados» (Mal 3:6). «Los planes del Señor quedan firmes para siempre; los designios de su mente son eternos» (Sal 33: 11).
  3. Dios es eterno: Él no tiene principio, ni fin, ni sucesión de momentos en su ser, y ve todo el tiempo con la misma lucidez, pero actúa en el tiempo y ve los hechos en él. Salmo 90:2: «Desde antes que nacieran los montes y que crearas la tierra y el mundo, desde los tiempos antiguos y hasta los tiempos postreros, tú eres Dios». Salmo 90:4: «Mil años, para ti, son como el día de ayer, que ya pasó; son como
    unas cuantas horas de la noche»
  4. Dios es omnipresente: Él no tiene dimensiones ni tamaño espacial, pero está presente con todo su ser en cada punto del espacio, y actúa de diferentes maneras en cada lugar. «¿Soy acaso Dios sólo de cerca? ¿No soy Dios también de lejos? -afirma el Señor-.¿Podrá el hombre hallar un escondite donde yo no pueda encontrarlo?
    -afirma el Señor-o ¿Acaso no soy yo el que llena los cielos y la tierra? -afirma el
    Señor» (Jer 23:23-24). (Vea Sal. 139).
  5. Dios es simple (no está dividido en su ser): Él no está dividido en partes, sin embargo vemos que se hace énfasis en diferentes atributos. Por ejemplo, Juan puede decir que «Dios es luz» (1 Jn 1:5) y luego, un poco más tarde, también decir que «Dios es amor» (1 Jn 4:8). No hay ninguna sugerencia de que una parte de Dios es luz y una parte de Dios es amor, ni de que Dios es parcialmente luz y parcialmente amor. Su esencia no es una colección de atributos ni adiciones a su ser sino que es completamente amor, misericordia, santidad, etc.
  6. Dios es espíritu: «Dios es espíritu» (Jn 4:24). Él prohibió que se le hiciera imagen de cualquier cosa en la creación (Ex. 20:4-6). Dios existe como un ser que no está constituido de materia, no tiene partes, ni dimensiones, no lo podemos percibir con los sentidos, y su existencia es la más excelente que puede haber.
  7. Dios es invisible: Nosotros jamás podremos ver la esencia completa de Dios, todo su ser espiritual, pero él se nos muestra a través de cosas creadas y visibles. «A Dios nadie lo ha visto nunca» (Jn 1: 18). Jesús dice: «Al Padre nadie lo ha visto, excepto el que viene de Dios; sólo él ha visto al Padre» (Jn 6:46). Sin embargo la Biblia nos muestra teofanías (aparición de Dios) en columna de fuego, en una nube, como una paloma,… y por último en la persona de Jesús «El que me ha visto a mí, ha visto al Padre» (Jn 14:9).
  8. Dios es omnisciente: Él se conoce así mismo, y a todas las cosas reales y posibles en un acto sencillo y eterno. Dios «lo sabe todo» (1 Jn 3:20). «Ninguna cosa creada escapa a la vista de Dios. Todo está al descubierto, expuesto a los ojos de aquel a quien hemos de rendir cuentas» (Heb 4:13).
  9. Dios es sabio: Su sabiduría significa que Dios siempre escoge las mejores metas y los mejores medios para alcanzarlas. Se le llama el «único sabio Dios» (Ro 16:27). Job dice que Dios «es sabio de corazón» (Job 9:4). «¡Qué profundas son las riquezas de la sabiduría y del conocimiento de Dios! ¡Qué indescifrables sus juicios e impenetrables sus caminos!» (Ro 11:33).
  10. Dios es veraz (fiel): Él es el Dios verdadero, y todo su conocimiento y palabras son a la vez verdad y la norma suprema de verdad. «y ésta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien tú has enviado” (Jn 17:3). Él es «el Dios que no miente» (Tit 1:2), «Tu palabra es la verdad» (Jn 17: 17).
  11. Dios es bondadoso: Dios es la norma suprema del bien y todo lo que es y hace es digno de aprobación. «Nadie es bueno sino solo Dios» (Lc 18:19). Los Salmos muchas veces afirman que «el Señor es bueno» (Sal 100:5) o exclaman: «Den gracias al Señor, porque él es bueno» (Sal 106:1).
  12. Dios es amoroso: Su amor significa que él se da eternamente a otros. «Dios es amor» (1 Jn 4:8). Pablo también habla de «el Hijo de Dios, quien me amó y dio su vida por mí» (Gá 2:20).
  13. Dios es misericordioso, lleno de gracia y paciente: Estos tres son aspectos específicos de la bondad. Su misericordia es bondad hacia los afligidos, su gracia es bondad a los que no merecen sino castigo, y su paciencia es su bondad es retener el castigo a los que pecan por un tiempo. «El Señor, el Señor, Dios clemente y compasivo, lento para la ira y grande en amor y fidelidad» (Éx 34:6).
  14. Dios es santo: Su santidad significa que él está separado del pecado y dedicado a mantener en alto su honor. Se le llama «el Santo de Israel» (Sal 71:22; 78:41). «Santo, santo, santo es el Señor Todopoderoso; toda la tierra está llena de su gloria» (ls 6:3). «iSanto es el Señor nuestro Dios!» exclama el salmista (Sal 99:9).
  15. Dios es pacificador: En 1 Corintios 14:33 Pablo dice: «Dios no es Dios de confusión,
    sino de paz». Su paz significa que él está separado de toda confusión y desorden, pero está activo en una serie de acciones ordenadas, controladas y simultáneas.
  16. Dios es justo: Dios actúa siempre de acuerdo con lo que es recto y él mismo es la norma final de lo que es recto. «todos sus caminos son justos. Dios es fiel; no practica la injusticia. Él es recto y justo» (Dt 32:4). «Tú, que eres el juez de toda la tierra, ¿no
    harás justicia?» (Gn 18:25).
  17. Dios es celoso:«Yo, el Señor tu Dios, soy un Dios celoso» (Éx 20:5). Su celo quiere decir que Dios continuamente procura proteger su honor.
  18. Dios es lento para la ira: Su ira quiere decir que él odia intensamente todo pecado. «Ciertamente, la ira de Dios viene revelándose desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los seres humanos» (Ro 1:18). «El Señor es .,. lento para la ira y grande en amor. No sostiene para siempre su querella ni guarda rencor eternamente» (Sal 103:8-9).
  19. Dios tiene voluntad: Su voluntad es el atributo de Dios por el cual él aprueba y determina realizar toda acción necesaria para la existencia y actividad de sí mismo y de toda la creación. Pablo se refiere a Dios como el que «hace todas las cosas conforme al designio de su voluntad» (Ef 1:11). «Tú creaste todas las cosas; por tu voluntad existen y fUeron creadas» (Ap 4:11).
  20. Dios es libre: Este es el atributo que le permite hacer lo que él quiere. «Nuestro Dios está en los cielos y puede hacer lo que le parezca» (Sal 115:3). «Dios hace lo que quiere con los poderes celestiales y con los pueblos de la tierra. No hay quien se oponga a su poder ni quien le pida cuentas de sus actos» (Dn 4:35).
  21. Dios es omnipotente (poder, soberanía): Su omnipotencia significa que Dios siempre hace toda su santa voluntad. Dios es «El Señor, el fuerte y valiente, el Señor, el valiente guerrero» (Sal. 24:8). «¿Acaso hay algo imposible para el Señor?» (Gn 18:14). A Dios se le llama el «todopoderoso» (2 Co 6:18).
  22. Dios es perfecto: Dios posee todas las cualidades excelentes y no carece de ninguna cualidad que sea deseable para él. «Por tanto, sean perfectos, así como su Padre celestial es perfecto» (Mt 5:48).
  23. Dios es bienaventurado: Él se deleita plenamente en sí mismo y en todo lo que refleja su carácter. Pablo llama a Dios «único y bendito Soberano» (1 Ti 6:15) y habla del «glorioso evangelio que el Dios bendito me ha confiado» (1 Ti 1:11).
  24. Dios es bello: Él es la suma de todas las cualidades deseables. Salmo 27:4: «Una sola cosa le pido al Señor, y es lo único que persigo: habitar en la casa del Señor todos los días de mi vida, para contemplar la hermosura del Señor y recrearme en su templo».
  25. Dios es glorioso: La gloria de Dios es el resplandor creado que rodea la revelación de Dios de sí mismo. «¿Quién es este Rey de la gloria? Es el Señor Todopoderoso; ¡él es el Rey de la gloria!» (Sal 24:10).

Todos estos atributos de Dios conforman sus sublimes perfecciones dignas de ser conocidas no solo intelectualmente sino en la vida. 2 Pe 3:18 Antes bien, creced en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. A él sea gloria ahora y hasta el día de la eternidad. Amén.

 

Tomado del libro Teología sistemática de Wayne Grudem, 2007, Miami, Florida, ed. Vida.