El uso del término reino de Dios o reino de los cielos puede resultar confuso según el contexto en que lo encontremos y requiere de una interpretación teológica. Principalmente  se discuten dos cosas: su época de cumplimiento (¿ya vino o todavía viene?) y su alcance (¿es la iglesia o es más que ella?). El Nuevo Testamento comienza con la predicación de que todos deben arrepentirse “porque el reino de los cielos está cerca” (Mt. 3:2), Marcos dice “el tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado” (Mr. 1:15) ¿En qué sentido se ha acercado? Blanchard (1995) dicen que el tiempo griego es indicativo, algo que ocurrió en el pasado pero que tiene efectos en el presente, “el reino de Dios se ha acercado y está todavía cerca”, es decir, el reino ha llegado pero aún su manifestación esplendorosa debe esperarse en el futuro, llegó y espera la respuesta humana[1] (Pág. 25). George E. Ladd fue el primero en señalar que en este tiempo, a partir de la primera venida de Cristo vivimos en el “ya pero todavía no” del reino. Este reino es el gobierno de Dios el cual es eterno. El reino estuvo activo en el Antiguo Testamento pero llegó en Cristo, el rey, en su primera venida. El reino ya comenzó en este siglo (edad, era de pecado y muerte) y continuará hasta el siglo venidero que dará comienzo en su segunda venida.

¿cuál es la relación de la iglesia y el reino? Ladd dice:

El Reino es primordialmente el reino dinámico o gobierno majestuoso de Dios, y,
derivadamente, la esfera en la que se experimenta ese gobierno. En el lenguaje bíblico, al reino no se lo identifica con sus súbditos. Ellos son el pueblo del gobierno
de Dios que entran en él, viven bajo él, y son gobernados por él. La iglesia es la comunidad del reino pero nunca es el reino en sí mismo. Los discípulos de Jesús pertenecen al reino así como el reino les pertenece a ellos; pero ellos no son el reino. El reino es el gobierno de Dios; la iglesia es una sociedad de hombres. (2) (pág. 908)

¿Qué significa el reino de los cielos o reino de Dios? Hendriksen (2003) nos dice que el reino de los cielos es:

“su gobierno o soberanía, reconocido en los corazones y que opera en la vida de su pueblo, efectuando la completa salvación de ellos, su constitución como una iglesia, y finalmente como un universo redimido” (pág. 188)[3].

Desglosemos esta definición:

  • Su gobierno reconocido en los corazones: “el reino de Dios está entre vosotros” (Lc. 17:21)
  • La completa salvación, es decir, del alma y del cuerpo: Mr. 10:25, 26 dice “más fácil es… entrar un rico en el reino de Dios. Ellos…decían ¿quién pues podrá ser salvo?”
  • La iglesia es la comunidad donde se reconoce a Dios como rey por ello se usa a veces en términos casi equivalentes. Mt. 16:18,19 “ sobre esta roca edificaré mi iglesia… yo te daré las llaves del reino de los cielos”
  • El reino de Dios como el universo redimido, los cielos nuevos y tierra nueva venideros: Mt. 25:34 “heredad el reino preparado para vosotros”

Como veremos, también podemos incluir dentro de este reino, el gobierno de Cristo en la tierra durante el milenio (Ap. 20). Juan bautizó a Jesús en el Jordán, lo cual es un evento muy importante en el aspecto profético porque ese día el Espíritu descendió sobre él ungiéndole para su ministerio terrenal pero también para el futuro reino milenial. Is. 61:1, el cual es citado por Cristo al comienzo de su ministerio en Nazaret (Lc. 4:18-19), dice que el ministerio del Ungido (Mesías o Cristo) sería predicar buenas nuevas a los pobres, vendar a los quebrantados de corazón y publicar libertad a los cautivos. Estamos en espera de la manifestación gloriosa de su reino. Pablo explica el orden predispuesto por Dios para el cumplimiento del reino en lo referente a la resurrección:

Pero cada uno en su debido orden: Cristo, las primicias; luego los que son de Cristo, en su venida. Luego el fin, cuando entregue el reino al Dios y Padre, cuando haya suprimido todo dominio, toda autoridad y potencia. Porque preciso es que él reine hasta que haya puesto a todos sus enemigos debajo de sus pies. (1 Co. 15:23-25)

Referencias

[1] Blanchard, Ives Marie; Cothenet, Eduoard; Legasse, Simon, et al. Cuaderno 84: Evangelio y Reino de Dios. (1995) Navarra, España: Editorial verbo divino.

(2) Wayne, Grudem. Teología sistemática. Miami, Florida: Editorial vida (2007),

[3] Hendriksen, William. Comentario al Nuevo Testamento: El Evangelio según San Mateo.(2003) Grand Rapids, Michigan E.U.: Libros desafío.