¿Nació Jesús un 24 de diciembre del año 0? Para contestar esta pregunta tenemos que prestar atención al evangelio de Lucas y a Mateo. Mientras que Mateo organizó su libro para presentar a Jesús como el rey, Lucas trató de poner en orden la historia de Cristo investigando con diligencia desde su origen (Lc. 1:1-3).

El año de su nacimiento

Respecto al año tenemos varios datos interesantes que nos da Lucas. Primero se nos dice que nació en días de Herodes el grande (Lc. 1:5), también fue el año en que Augusto César ordenó que todo mundo fuese empadronado, este primer censo se hizo cuando Cirenio era gobernador de Siria (Lc. 2:1,2). También tenemos que Jesús fue bautizado y comenzó su ministerio cuando tenía como 30 años en el año 15 del emperador Tiberio César y durante el gobierno de Poncio Pilato (Lc. 3:1). Ahora comparemos el año probable de su nacimiento tomando en cuenta datos extrabíblicos de historiadores seculares o judíos. 

El historiador judío Josefo data la muerte de Herodes el grande el año 4 a.C., por tanto tuvo que nacer antes de esta fecha. No hay registro histórico de un censo que llevara a cabo Augusto César, cuyo nombre era Octavio sucesor de Julio César. Algunos datan el gobierno de Cirenio en Siria del 6 al 9 d.C., pero también se haya registro de que Cirenio dirigió expediciones militares entre 7- 4 a.C. En el libro el Caso de Cristo,(1) Strobel cuenta que el arqueólogo Jerry Vardaman halló una moneda con el nombre de Cirenio que lo ubica como procónsul de Siria y Sicilia desde el 11 a.C. hasta la muerte de Herodes en el año 4 a.C. Esto implica que hubieron dos Cirenios o que como sugirió el arqueólogo Sir William Ramsay se trató del mismo Cirenio quien estuvo dos veces en el gobierno.

No podemos fijar la fecha exacta en que Tiberio llegó al poder , porque esto no sucedió exactamente a la muerte de Octavio. Tiberio se convirtió en heredero en el año 4 a.C., se convirtió en corregidor en el año 11 d.C. y luego llegó a ser único gobernante a la muerte de Augusto en 14 d.C. Por tanto, si tomamos el año 11 d.C., Jesús tendría 30 años en el año 25 o 26 d.C. lo que significaría que nació entre el 4 y 5 a.C. Puesto que Pilato permaneció en su cargo entre el 26 y el 36 d.C. la fecha más aproximada del nacimiento de Cristo es el año 4 o 5 a.C., aunque esto puede ampliarse tomando en cuenta que Lucas dice que el 15 de Tiberio tendría “como treinta años” (Lc. 3:23), es decir, no nos da una exactitud. 

Como dice John Mier en su libro el judío marginal,(2) no debe sorprendernos no conocer con exactitud la fecha exacta del nacimiento o muerte de Jesús, más debe sorprendernos el poder tener una aproximación, tomando en cuenta la dificultad de establecer las fechas de nacimientos de emperadores o el desconocimiento total de la fecha del nacimiento y muerte de Herodes Antipas y Pilato.

La estrella de Belén y los pastores

En Mateo 2 se nos dice que cuando Jesús nació vinieron unos magos de oriente a ver a Jesús y fueron a ver a Herodes. Respecto a la estrella de Belén hay dos evidencias que nos dan ciertas fechas posibles de su aparición. La primera la tenemos en una tablilla que se encuentra en el museo de Berlín y revela que hubo una conjunción de Jupiter y Saturno en la constelación de Piscis en el 7 a.C. Esto concuerda con la teoría del matemático y astrónomo Johannes Kepler quien en 1602 vio el acercamiento de Jupiter y Saturno en la constelación de Piscis y se preguntó su acaso esto no era a lo que se refería el evangelio. La conjunción se repitió tres veces durante un periodo de unos pocos meses: del 26 de mayo al 8 de junio, del 26 de septiembre al 6 de octubre y del 5 al 15 de diciembre.(3) Según los cálculos matemáticos esta conjunción se vio en el mediterráneo. Antiguamente Jupiter era considerado como la estrella del principe del mundo y Saturno como la estrella de Israel. Al hallarse las dos en la constelación de Piscis significa que el Señor del final de la historia aparecería ese año en Palestina.

Más recientemente el astrónomo Michael R. Molnar identificó una doble ocultación de jupiter tras la luna cerca del sol en el año 6 a.C. en Aries. Unas monedas romanas conmemoraban esta aparición ubicando una estrella y la imagen de un cordero (aries) que se identificaba con Israel. Los magos dijeron ver la estrella en el este y en efecto esta se hallaba al este de Aries. La conjunción sucedió el 17 de abril del año 6 a.C. El 23 de agosto júpiter comenzó a retroceder en los cielos (la estrella iba delante de ellos), hasta el 19 de diciembre donde se detiene en los cielos. Esto supone que cuando ellos llegaron a Belén Jesús habría tenido 8 meses. Es posible que la suma de estos eventos astronómicos hallan suscitado la visita de estos magos. (4)

Cuando el rey vio que los magos no habían regresado a decirle donde se encontraba el niño ordenó matar a los niños menores de dos años que había en Belén. ¿Por qué de dos años? Mateo 2:16 dice que esto fue “conforme al tiempo que había inquirido de los magos” (también Mt. 2:7). Esto puede deberse a que si ellos comenzaron a ver la constelación a fines de mayo del año 7 a.C. llegaron a Jerusalen a fines del año 7 o tomando en cuenta la doble ocultación lunar de Molnar a mediados o fines del año 6 a.C. ¿Llegaron justamente el día que Jesús nació o desde que comenzaron a ver las señales? Al parecer ellos creyeron que desde que empezaron a verlas.

Para resolver el asunto tomemos en cuenta que la estrella se detuvo donde estaba el niño (Mt. 2:9), es decir, ya había nacido, segundo, estaba en una casa, ya no en un establo (Mt. 2:11). También nos menciona Lucas que José y María vivieron en Belén un tiempo hasta que lo presentaron en el templo (Lc. 2:22-38).

Luego José y María huyeron a Egipto hasta que supieron de la muerte de Herodes. Esto implica que Jesús tuvo que nacer dos o tres años antes de la muerte de Herodes entre el año 6 o el 7 a.C. 

En Lucas 2:8 se nos indica que cuando Jesús nació había pastores que velaban a las ovejas lo cual significa que no podía ser en invierno pues las temperaturas son muy inclementes en esos días. Los pastores traían a sus ovejas a los rediles antes del 15 de octubre. Esto implicaría que si tomamos la fecha de fines de mayo y principios de junio del año 7 como la fecha del nacimiento de Jesús y la visita de los pastores, los magos llegarían en diciembre del año 6 a.C.

El ministerio de Zacarías

 Lucas nos dice en su primer capítulo que Jesús fue concebido a los seis meses de embarazo de Elizabet madre de Juan el bautista (Lc. 1:26). El nacimiento de Juan había sido anunciado seis meses antes a su padre Zacarías mientras ministraba en el templo pues le había tocado la suerte pues era sacerdote y era de la clase de Abías (Lc. 1:5). Abías era uno de los 24 turnos sacerdotales establecidos por David, cada turno servía, dos veces al año, durante una semana. Según nos dice 1 Crónicas 24:10 que la octava suerte le tocaba a Abías. En Esdras 2:34-39 se nos indica que solo cuatro de estas ordenes regresaron del cautiverio y de ellos se volvió a subdividir en 24 grupos. El comentarista Matthew Henry nos dice que es posible que esas subdivisiones tomaran los 24 nombres originales. 

Cuando leemos Esdras 6:15-18 el templo reconstruido comenzó a ser ministrado según los ordenes de los levitas y sacerdotes en sus clases al tercer día del mes de Adar. Los años judíos se dividen en meses de 29 o 30 días y cada dos o tres años se añade un nuevo mes de Adar para compensar el retraso del ciclo lunar. Adar comenzaba a mediados de febrero lo cual significa hipotéticamente que la clase de Abías ministraría a mediados de abril y otra semana a mediados de octubre. Por tanto, si sumamos a esto seis meses de embarazo de Elizabeth más nueve meses del nacimiento de Jesús, tendríamos un año mas tres meses después lo cual daría a mediados de julio o a mediados de enero. Lo anterior es hipotético y depende mucho de que no hayan habido cambios en cuanto al mes o en cuanto a los turnos. 

Otra hipótesis es que el ministerio de Zacarías fue en el mes de junio lo que haría que Jesús naciera en septiembre durante la fiesta de los tabernaculos.(5) La base para esta hipótesis es que según Josefo cuando se destruyó el templo el 5 de agosto del 70 d.C., la primera clase sacerdotal acababa de comenzar y por tanto, Zacarías ministró a mediados de julio.

La dificultad en este método de cálculo es que las fechas de ministración de las diferentes clases no son constantes por años sino dependen si se le añaden meses al año. Si esto es así tampoco sabemos el año exacto de nacimiento lo cual nos impediría llevar a cabo el cálculo.

Sobre el 25 de diciembre

Henry C. Thompson documenta en “Historia sagrada Vol III”que se consta de datos que indican que padres de la iglesia como Justino Martir (100- 165 d.C.) afirman que Jesús habría nacido el 25 de diciembre. Luego Tertuliano afirma cerca del año 198 d.C. que en las bibliotecas públicas de Roma se tenía registros en esos días de la vida de Jesús. Esta información puede ser constatada en “The Nicene Fathers” III, p. 35. (6)

En el 356 d.C. fue decretado por el papa Liberio como día de la navidad y comenzó a ser festejada en occidente hasta el 435 d.C. Supuestamente se habría tomado la celebración pagana del sol invicto y se cristianizaría en celebración del sol de justicia.

Conclusión

Es difícil, si no imposible saber con certeza cual es la fecha de nacimiento de Jesús, lo cual no impide que podamos celebrarlo en la fecha designada desde hace siglos. Podemos tener cierta certeza en que Cristo nació entre el 7 y el 4 a.C. más posiblemente el 7 o 6 a.C. Si tomamos en cuenta la cronología de la estrella posiblemente Jesús nacería en mayo o junio del 7 a.C. y sería visitado por los magos en diciembre del 6 a.C.

La enseñanza que tomo al respecto es que si Jesús nació en una fecha y fue celebrado por los magos gentiles en otra fecha nosotros también podemos. Segundo, si el significado de los astros era visto por los paganos con un significado religioso que los alejaba de la presencia de Dios, el que los romanos celebrasen al sol el día 25, no era sino producto de su ignorancia. Los magos dieron un significado certero a los movimientos de los astros, porque “de Jehová es la tierra y su plenitud” (Sal, 24:1) y “los cielos cuentan la gloria de Dios” (Sal. 19:1), por tanto, quienes podemos asignar significado verdadero a estos eventos somos los creyentes. 

Bibliografía

  1. Lee Strobel. El caso de Cristo: una investigación exhaustiva. Editorial vida: Miami, Florida. 2000, p. 118
  2. John P. Mier. Un Judío Marginal: nueva visión del Jesús histórico. Tomo I. Las raíces del problema y la persona. Editorial Verbo divino: Navarra, España, 1991. pp. 379- 389
  3. http://protestantedigital.com/internacional/22474/La_antigua_teoria_de_Kepler_sobre_la_estrella_de_Belen_avalada_por_la_arqueologia_y_la_astronomia
  4. https://es.wikipedia.org/wiki/Estrella_de_Belén
  5. https://web.archive.org/web/20101223195642/http://fefundamental.bligoo.com/content/view/108943/La-verdadera-fecha-del-nacimiento-de-Jesus.html
  6. https://evangelicodigital.com/vida-practica/4570/origen-de-la-navidad-pagana