El libro de Apocalipsis es uno de los más difíciles de interpretar de toda la Biblia y que a lo largo de la historia muchos le han dado diferentes significados según el tipo de hermeneutica (principios de interpretación) que hallan usado. En los primeros siglos de la iglesia la interpretación más común era pensar en el establecimiento literal del reino en la tierra. Más adelante se desarrolló una interpretación espiritual y la de quienes creían que el reino mismo sería la iglesia en su carácter de vencedora..

Antes que nada debemos preguntarnos, ¿Por qué deberíamos estar interesados en leer y entender este libro? Porque hay una bienaventuranza dada por el mismo Señor para quienes leen y oyen esta carta (Ap. 1:3) y para quienes practican lo que Dios manda en él (Ap. 22:7).
A continuación veremos las cinco formas de interpretación más usuales de este último libro de la Escritura

Preterista

Esta forma de interpretación sostiene que Juan estaba describiendo la forma de vida de las iglesias del primer siglo y no algo sobre el futuro. Las personas y eventos descritos por medio de las visiones debe buscarse en personas o eventos de la época. Así la bestia podría ser Nerón o Diocleciano quienes perseguían a la iglesia, y las catástrofes podrían referirse a la caída de Jerusalén.

Historicista

A diferencia del anterior los historicistas consideran que los eventos descritos en Apocalipsis se refiere a eventos sucedidos cronológicamente a lo largo de la historia. Por ejemplo, la primera iglesia (Éfeso) representaba a la iglesia del primer siglo, mientras que Esmirna fue la iglesia perseguida. La principal desventaja es que es imposible acomodar perfectamente los eventos apocalípticos en la historia de la iglesia. Algunos católicos que usan esta forma de interpretación creen que el establecimiento del reino comenzó luego de que la iglesia llegó a convertirse en la religión oficial del imperio romano a través de Constantino. Algunos reformadores creían, sin embargo que la iglesia católica era apóstata y la identificaban con la gran ramera y al papa con el Anticristo.

Futurista

Tiende a ser más literalista en su interpretación que el resto y considera que las palabras del libro de las revelaciones se refieren en esencia a eventos futuros. Hay dos formas básicas del futurismo de los cuales la primera es la más usual en el mundo evangélico actual:

  • Premilenialismo dispensacionalista: El premilenialismo se refiere a la creencia de que Jesús ha de venir literalmente antes del milenio para reinar sobre la tierra como lo describe Apocalipsis 20. El dispensacionalismo se refiere a la creencia de que Dios ha usado diferentes maneras a lo largo de la historia por medio de las cuales ha juzgado a la humanidad, llamadas dispensaciones (7 dispensaciones, más o menos). En esta interpretación todo lo descrito a partir del capítulo 4 sería algo futuro y correspondiente a los últimos siete años antes de la venida de Jesús.
  • Premilenialismo histórico: Ellos también son premilenialistas pero a diferencia de los anteriores consideran el valor preterista del libro, el enfoque para los primeros destinatarios de la carta pero también describe ampliamente los sucesos finales de la historia humana.

Idealista o espiritual

El idealista encuentra principios espirituales que operan en todo momento histórico de la iglesia. Así la bestia no sería más que representante de los gobiernos dictatoriales que están contra la iglesia y la persiguen y el milenio podría simbolizar el gobierno espiritual de la iglesia sobre el mal. Esta escuela evita precisar el cumplimiento de los eventos y más bien describe la lucha entre el poder del enemigo y cómo el reino de Dios vence.

¿Cuál es la mejor forma de interpretar el Apocalipsis?

Como mencionamos al principio del artículo la dificultad estriba en el tipo de hermenéutica que uno adopte desde un principio y de nuestros conceptos previos del resto de las Escrituras. Parte de la explicación de estas múltiples formas de interpretar el Apocalipsis se haya en saber distinguir entre lo que es simbólico y literal, y lo que fue dicho para el tiempo de Juan y lo que fue predicho para el futuro.

Hoy en día el método más aceptado de interpretación es el literal que toma en cuenta el contexto histórico, la gramática, la forma literaria y el aspecto teológico del pasaje para interpretar el pasaje literalmente en tanto no hayan indicios de elementos retóricos como metáforas, símiles, símbolos, etc.

También tomemos en cuenta las siguientes claves:

  • Consideremos el tipo de literatura: Si bien tiene casi todas las formas de la literatura apocalíptica es llamada profecía y revelación de Dios (Ap. 1:1,3), algo oculto que es dado a conocer…
  • Consideremos el propósito: Tiene el propósito de exhortar a la perseverancia para que las iglesias sean vencedoras (Ap. 2, 3)
  • Consideremos los tiempos de cumplimiento: El tiempo está cerca (Ap. 1:3). Juan escribió lo que vió, lo que era y lo que sería después de esas cosas (Ap. 1:19). En Apocalipsis 4:1 el ángel le dice que le mostrará lo que sucederá después de las primeras cosas, ¿qué cosas fueron las primeras? la visión de Cristo y su mensaje a las siete iglesias de Asia.
  • Tomemos en cuenta el bosquejo general a partir del capítulo 4
  1. Adoración celestial (Cap. 4,5)
  2. Los sellos (6:1- 8:5)
  3. Las trompetas (8:6- 11:19)
  4. Guerra espiritual (12:1- 14:20)
  5. Las copas de la ira (15:1- 16:21)
  6. Caída de la gran ramera y la victoria final (17:1- 19:21)
  7. El milenio y los nuevos cielos y la nueva tierra (20-22)

Por tanto, el libro nos habla de la soberanía divina y cómo Cristo ejecuta los juicios sobre la tierra sobre sus enemigos para así tomar el reino para su pueblo. Mientras tanto la iglesia sufre persecusión, el anticristo demanda adoración y Dios derrama su ira sobre sus adversarios para que al final ellos tomen el trono y hereden el reino eterno.

Entonces ¿cuál sería la mejor forma de interpretación? En realidad varias de las escuelas de interpretación pueden convivir entre sí sin necesariamente contradecirse en términos generales. El preterista no deja de creer que los últimos capítulos hablan de la consumación de la redención, los premilenialistas históricos señalan el aspecto preterista y futurista del texto, y los idealistas creen también en un cumplimiento futuro en términos generales pero prefiriendo una aplicación que inspire en el ahora.

Personalmente me inclino por el premilenialismo histórico sin dejar de considerar las implicaciones del idealismo, o el contexto histórico provisto por el preterismo pero no me inclino por el historicismo. Esta elección de interpretación se debe a que considero que muchas de las profecías del Antiguo Testamento que faltan por cumplirse deben llevarse a cabo tal y como se cumplieron las profecías de la primera venida.

Finalmente considero que los cristianos independientemente de nuestra forma de interpretar este maravilloso libro podemos convivir si guardamos las creencias básicas del libro: la soberanía de Dios, la victoria final del Señor sobre sus adversarios, la perseverancia en este mundo, el reino de Dios y el juicio eterno…