Cada iglesia es diferente, pasa por diferentes circunstancias, y tiene aspectos positivos y negativos que Jesús como Señor mira y juzga. Si nos tocara escuchar la evaluación de Jesús de nuestras iglesias ¿qué diría de nosotros? Podemos tener una referencia de cómo sería su juicio al observar el mensaje a las siete iglesias de Asia y aprender de este.

Éfeso: celosos pero sin amor (1-7)

  • Presentación: Jesús se presenta como quien tiene las 7 estrellas en su mano derecha y se pasea entre los candeleros de oro
  • Alabanza: por sus obras, arduo trabajo, sufrimiento, paciencia y celo doctrinal al probar a los falsos apóstoles y aborrecer las obras inmorales de los nicolaítas.
  • Reproche: pero has dejado tu primer amor
  • Exhortación: a recordar sus primeros tiempos y arrepentirse pues si no Dios quitaría su candelero.
  • Promesa al que vence: comerá del árbol de la vida en el paraíso.

Hay iglesias que dan preponderancia a la doctrina pero dejan de lado el amor al prójimo y la adoración, se esfuerzan por el trabajo pero lo pueden hacer por compromiso o costumbre.

Esmirna: una iglesia sufriente (8-11)

  • Presentación: como el primero, el postrero y el resucitado
  • Jesús conoce: sus obras, tribulación, pobreza y a los falsos judíos que blasfemaban contra ellos.
  • Exhortación: a no temer ante lo que tenía que padecer pues el diablo echaría algunos a la cárcel. Se les anima a ser fieles hasta la muerte.
  • Promesa: tener la corona de la vida y no sufrirá daño de la segunda muerte.

Esta es semejante a las iglesias que en diferentes partes del mundo sufren persecusión, y tienen al gobierno en su contra o religiones contrarias. Ellos necesitan mucho ánimo y valor. Jesús no señaló nada en contra suya.

 Pérgamo: confesión pero con inmoralidad (12- 17)

  • Presentación: como quien tiene la espada aguda de dos filos
  • Jesús conoce: sus obras, y su morada en el trono de Satanás (por su idolatría) pero había sido fiel no negando al Señor, aunque el discípulo Antípas fue asesinado.
  • Reproche: por retener la doctrina de Balaam que enseñaba a comer lo sacrificado a los ídolos y cometer fornicación, también retenían la doctrina de los nicolaítas.
  • Exhortación: a arrepentirse pues si no Jesús pelearía contra ellos.
  • Promesa: darle a comer del maná escondido y darle una piedrecita blanca con un nombre nuevo.

Esta es una iglesia contaminada por la cultura pecaminosa de su sociedad, una iglesia más laxa con sus estándares morales y espirituales pero aún reteniendo su confesión de Cristo.

Tiatira: Servicial pero tolerante con el pecado (18-29)

  • Presentación: el Hijo de Dios, que tiene ojos como llama de fuego, y pies de bronce bruñido.
  • Jesús conoce: sus obras, amor, fe, servicio, paciencia y obras mejores que las primeras.
  • Reproche: por tolerar a Jezabel que se decía profetiza, y enseñaba y seducía a los siervos de Dios a fornicar y comer lo sacrificado a los ídolos.
  • Acción disciplinaria: puesto que Jezabel no se había arrepentido Dios la arrojaría en cama y pondría en tribulación a los que con ella adulteraban. A los hijos heriría de muerte para demostrar que él examina la mente y el corazón. Esta disciplina no sería para los que no seguían a Jezabel y no conocían las profundidades de Satanás.
  • Exhortación: retener lo que tenían hasta que él viniera
  • Promesa al que venciere: tener autoridad sobre las naciones, regirlas con vara de hierro y adquirir la estrella de la mañana.

Cristo alabó a Tiatira por su servicio que iba en aumento pero no la tolerancia de una mujer que arrastró a varias personas a la fornicación e idolatría. La iglesia debe aplicar disciplina y no esperar que la ira de Dios se desate en el seno de ella.