Hay quienes piensan que Dios es malvado por decir que destruirá a este mundo y a sus habitantes con fuego. Algunos piensan en Dios como un ser sanguinario y vengativo. Hay personas que consideran la destrucción de Sodoma y Gomorra como un juicio demasiado severo, o la muerte de la humanidad con el diluvio como un genocidio. la Biblia le llama dice que él es justo. La justicia de Dios consiste en dar a cada quien conforme a su obra (Sal 62:12) 

Muchas veces la iglesia alaba al Señor como salvador por su misericordia, pero pocas veces valora su justicia. Pero pensemos por un momento ¿no nos indigna y enojan los asesinatos, secuestros y robos que a diario vemos en nuestro país? ¿no nos indignamos con la violación a menores, el despojamiento de los ricos, el enriquecimiento ilícito de algunos, con el adulterio desvergonzado de otros? ¿no nos molestamos cuando nos mienten o incluso por el trabajo bien hecho es no reconocido y mal pagado? ¿cuándo se terminará todo esto? En este país lleno de corrupción e impunidad somos testigos de la corrupción de los policías, el encubrimiento de delitos, la negligencia y mal juicio de los jueces.

Una de las mejores iglesias del Nuevo Testamento era la de Tesalónica. Era una iglesia que exhibía una fe creciente y un amor abundante (2 Ts. 1.3). 2Ts 1:3  Debemos siempre dar gracias a Dios por vosotros, hermanos, como es digno, por cuanto vuestra fe va creciendo, y el amor de todos y cada uno de vosotros abunda para con los demás. ¿Qué merecía esta iglesia? Recompensas y bendiciones, pero en vez de eso el mundo los perseguía y atribulaba, y aun con eso mostraban paciencia y fe. Por ello Pablo se gloriaba de ellos en las iglesias. 2Ts 1:4  tanto, que nosotros mismos nos gloriamos de vosotros en las iglesias de Dios, por vuestra paciencia y fe en todas vuestras persecuciones y tribulaciones que soportáis. 

Era una iglesia justa que hacía todo aquello que Dios manda que es creer en Jesús y amar al prójimo, pero experimentaban sufrimiento de quienes no creían. Hay muchos que dicen “cómo no viene Dios para destruir el mal en el mundo” pero no se dan cuenta que si Jesús viniera no se salvarían, pues el hombre no se puede justificar por sus propias obras por muy bueno que crea ser. La Biblia dice que lo único que puede justificarnos ante Dios es la fe en Jesús. De ahí las obras de amor son aceptas. Por eso los hombres por muy buenos que sean, humanamente hablando, merecen juicio.

¿Por qué la iglesia hoy sufre en muchos lugares la persecución y las pruebas mientras los impíos reciben gloria, honor y riquezas en este mundo? ¿Es Dios injusto? Abraham dijo Gén 18:25 Lejos de ti el hacer tal, que hagas morir al justo con el impío, y que sea el justo tratado como el impío; nunca tal hagas. El Juez de toda la tierra, ¿no ha de hacer lo que es justo?

Pablo dice 2Ts 1:5 “Esto es demostración del justo juicio de Dios, para que seáis tenidos por dignos del reino de Dios, por el cual asimismo padecéis.” ¿Quieres una demostración de que su juicio final será justo? Nada más ve el ejemplo de los tesalonicenses. ¿Qué hará Dios con personas que tienen tanta fe y paciencia para esperar el reino del Padre? Dárselo pues son dignos

Para los incrédulos 2Ts 1:6 “Porque es justo delante de Dios pagar con tribulación a los que os atribulan”. En los salmos encontramos casi la mitad de los salmos que contienen porciones imprecatorias, el deseo del juicio sobre los malos. Hablando de los sanguinarios y blasfemos dice David Sal 139:21 ¿No odio, oh Jehová, a los que te aborrecen, y me enardezco contra tus enemigos? 

En Ap. 6:9-11 dice que Juan vio las almas de los decapitados por la Palabra y por el testimonio que estaban bajo el altar y clamaban, “¿Hasta cuándo, Señor, santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre en los que moran en la tierra?” a ellos se les dio vestiduras blancas, que descansasen un poco de tiempo hasta que se completara el número que moriría. Sin duda que hay perseguidores que se arrepentirán como Pablo, pero hay otros que no y ellos merecen la tribulación que ellos han ocasionado. El Señor dice que no nos venguemos sino dejemos lugar a su ira, porque suya es la venganza y él dará el pago. Apocalipsis 16:5,6 dice: “Y oí al ángel de las aguas, que decía: Justo eres tú, oh Señor, el que eres y que eras, el Santo, porque has juzgado estas cosas. Por cuanto derramaron la sangre de los santos y de los profetas, también tú les has dado a beber sangre; pues lo merecen.” 

¿Qué dará el juez justo a los creyentes atribulados? 2Ts 1:7  “y a vosotros que sois atribulados, daros reposo con nosotros, cuando se manifieste el Señor Jesús desde el cielo con los ángeles de su poder,” El Señor dará descanso a su pueblo agotado, los llevará a descansar a sus pastos y aguas, reposarán en el regazo del Señor a la mesa. Job 7:2 Como el siervo suspira por la sombra, y como el jornalero espera el reposo de su trabajo, dice Job que así es la vida del hombre. Ap. 14:13 dice “Bienaventurados de aquí en adelante los muertos que mueren en el Señor. Sí, dice el Espíritu, descansarán de sus trabajos, porque sus obras con ellos siguen.” Vale la pena el trabajo el sufrimiento y el trabajo de los justos, todo el esfuerzo y sufrimiento que ahora tienen. Pablo nos dice “estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano.” (1 Co. 15:58).

¿Cuándo será? Cuando el Señor se manifieste desde el cielo con los ángeles de su poder en llama de fuego. Manifestación es la palabra revelación o apocalipsis. Es decir, en la segunda venida de Cristo vendrá el juicio, se dará el merecido a cada persona según lo que haya hecho en esta vida. Él vendrá como rey y juez y se sentará en el trono de gloria a la vista de las naciones (Mt. 25) y a unos apartará a la derecha y a otros a la izquierda.

¿A quiénes retribuirá el Señor? 2Ts 1:8 “en llama de fuego, para dar retribución a los que no conocieron a Dios, ni obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesucristo;” Dios ya estableció una forma de salvación por su gran amor, el peor pecado es rechazar su gracia y no venir a él para conocerle. Solo quienes conozcan a Dios se salvarán de la ira divina. Jesús dirá “no os conozco” a muchos. Conocer a Dios es lograr tener una relación personal con él por medio de Jesucristo. Ose 4:6  “Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento.” La Biblia indica que la humanidad ignora a Dios voluntariamente y por eso no tienen excusa. Es la peor injusticia no conocer al creador y Salvador. Dios también retribuirá a quienes no obedecen su evangelio. No basta con decir “sí creo” sin obedecer, el evangelio es un llamado a morir, es un llamado a cambiar, a dejar el mal. Rom 2:8 “pero ira y enojo a los que son contenciosos y no obedecen a la verdad, sino que obedecen a la injusticia;” Rom 2:16 “en el día en que Dios juzgará por Jesucristo los secretos de los hombres, conforme a mi evangelio.” Jesús es la piedra de toque. Notemos que el juicio no será por los pecados cometidos sino porque habiendo venido la luz ellos amaron más las tinieblas (Jua 3:19). 

¿cuál será su juicio? 1 Ts 1:9 “los cuales sufrirán pena de eterna perdición, excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de su poder,” El castigo es la perdición (oletron) eterna, en otros pasajes se le llama el infierno. La palabra perdición se puede traducir como destrucción, ruina lo cual no implica aniquilación y la palabra eterno implica que no habrá cese ni liberación del sufrimiento. Algo que se ha echado a perder, se arruina por siempre.

En términos negativos es la exclusión de la presencia del Señor y de su gloria. “Apartaos de mí, al fuego eterno”. Pablo dice Rom 3:23 “por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios”. El infierno se puede definir como el lugar donde Dios no está para hacer bondad, gracia o misericordia, donde no está su luz, ni su gloria, ni su paz.

El contraste es que los creyentes le darán honra al Señor por cuanto creyeron el testimonio de la predicación. 2Ts 1:10  cuando venga en aquel día para ser glorificado en sus santos y ser admirado en todos los que creyeron (por cuanto nuestro testimonio ha sido creído entre vosotros). La iglesia no solo estará alegre por su venida sino que alabarán al Señor con admiración por el amor que le tienen. 2Ti 4:8 “Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida.” El Señor vendrá para ser glorificado en el pueblo que refleja su imagen, que le espera y le ama. El Salmo 19:9 dice … Los juicios de Jehová son verdad, todos justos. El pueblo de Dios alabará su nombre por su justicia por la eternidad Apo 19:1,2 “Después de esto oí una gran voz de gran multitud en el cielo, que decía: ¡Aleluya! Salvación y honra y gloria y poder son del Señor Dios nuestro; porque sus juicios son verdaderos y justos; pues ha juzgado a la gran ramera que ha corrompido a la tierra con su fornicación, y ha vengado la sangre de sus siervos de la mano de ella.”

Oración

El día del justo juicio de Dios motivaba a Pablo a orar por ellos con este fin: 2Ts 1:11 “Por lo cual asimismo oramos siempre por vosotros, para que nuestro Dios os tenga por dignos de su llamamiento,”… Pablo nos dice “les ruego que andéis como es digno de la vocación con que fuisteis llamados” (Ef. 4:1). Que no nos pase como aquellos Mat_22:8  “… Las bodas a la verdad están preparadas; mas los que fueron convidados no eran dignos.”

Es por eso que Pablo ora para que el Señor “cumpla todo propósito de bondad y toda obra de fe con su poder, 2Ts 1:12  para que el nombre de nuestro Señor Jesucristo sea glorificado en vosotros, y vosotros en él, por la gracia de nuestro Dios y del Señor Jesucristo.” En otras palabras para que con el poder de Dios pudieran realizar los buenos propósitos de hacer lo bueno y los trabajos motivados por la fe. De este modo Dios se glorificaría en ellos, y ellos en él en su venida.

“Y si dijereis: No es recto el camino del Señor; oíd ahora, casa de Israel: ¿No es recto mi camino? ¿no son vuestros caminos torcidos? Apartándose el justo de su justicia, y haciendo iniquidad, él morirá por ello; por la iniquidad que hizo, morirá. Y apartándose el impío de su impiedad que hizo, y haciendo según el derecho y la justicia, hará vivir su alma.” (Ez. 18:25-27) Que Dios nos ayude a perseverar hasta el final y heredar recompensa y no ira.