¿Es la pandemia el inicio de la gran tribulación? ¿es el chip o la vacuna evidencia de que el anticristo ya hará su aparición? ¿son las señales indicio del fin? Son preguntas que usualmente los hnos. se hacen hoy. Pablo contestó una cuestión como esta en 2 Ts. “Pero con respecto a la venida de nuestro Señor Jesucristo, y nuestra reunión con él, os rogamos, hermanos, que no os dejéis mover fácilmente de vuestro modo de pensar, ni os conturbéis, ni por espíritu, ni por palabra, ni por carta como si fuera nuestra, en el sentido de que el día del Señor está cerca.” (1,2) 

 Pablo habla acerca de la venida de Jesús y nuestra reunión con él (arrebatamiento) alguien había dicho por espíritu (profecía, revelación por sueño, visión) o por palabra (enseñanza) o mediante una supuesta carta de Pablo que el día del Señor (que vendría como ladrón 1 Ts. 5) está cerca o ya llegó. Esto los conturbó (alarmó) e sacudió a algunos su forma de pensar. Si en nuestro análisis de 1 Ts. 4,5 dijimos que la venida del Señor y el arrebatamiento dan comienzo al día del Señor que será de ira para el mundo. Entonces alguien les había engañado con que tal vez se habían perdido de la venida del Señor y ya se encontraban en el día del Señor en el cual ellos estaban siendo atribulados. Pablo había discutido en 2 Ts. 1que el día del Señor no había traería justicia para ellos que sufrían. La RVR 60 dice que el engaño consistía en quienes decían que “el día del Señor está cerca”, la gran mayoría de otras versiones traduce el texto como “el día del Señor ya llegó”.

En 1 Ts. 5 mencionamos que el día del Señor vendría como ladrón, es decir, de forma repentina e inadvertida. Pero repentino no significa inmediato, por ejemplo: la venida del Espíritu vino repentinamente pero no de inmediato a la ascensión de Jesús, sino que esperaron 10 días.

Por otro lado, Jesús dice que vendrá pronto en Ap. 3:11, 22:7,12 “he aquí vengo pronto” entonces ¿por qué tarda? Pedro responde en 2 P. 3:8,9 que primero debemos considerar su eternidad: para él un día es como mil años y mil años como un día, para él dos mil años son como dos días que han pasado, pero un día como este está presente en Dios como por mil años. Segundo, Jesús no retarda la promesa, sino que es paciente esperando el arrepentimiento. Pese a esta tardanza el día del Señor vendrá como ladrón (v.10). Entonces, el día del Señor será repentino, pronto pero no inmediato.

La iglesia de Tesalónica pensaba que el día del Señor ya había llegado. Ellos creían que estaban experimentando los juicios de Dios ya, lo que solemos llamar el fin del mundo.

La orden paulina es no dejarnos mover del punto de vista cristiano, ni por una revelación (que alguien soñó, vio una visión o nos dio una profecía), que alguien enseñó, predicó o que descubrió una supuesta carta de un apóstol. Dicho de otra forma, 2Ts 2:15 “Así que, hermanos, estad firmes, y retened la doctrina que habéis aprendido, sea por palabra, o por carta nuestra.” Pablo retened la paradosis que significa la tradición en este caso la tradición oral o escrita. Lo que se le transmitió a él, él lo dio a conocer a la iglesia y esto no debía cambiarse, no debían moverse de esta verdad.

 Pablo les exhorta a no alarmarse o conturbarse, lo cual implica angustiarse innecesariamente. Mat 24:6 “Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin.” En otras palabras, podríamos turbarnos o alarmarnos o atemorizarnos creyendo que lo que va pasando como son guerras, hambres, pestes (enfermedades como el Covid), terremotos son señales del fin. Esto son principios de dolores y al parecer en la iglesia de Tesalónica estaban diciendo que ya era el día del Señor. Más alarmados nos ponemos cuando hay hermanos que nos dicen que esto es así porque lo soñaron, o alguien de renombre enseña eso.

Pablo nos advierte sobre el engaño y dice que para eso se deben cumplir algunas señales “Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición” (v. 3) Cuando los discípulos preguntaron cuando sería destruido el templo de Jerusalén y qué señales daba de su venida y del fin del siglo Jesús enseñó: Primero están los principios de dolores por las que no hay que alarmarnos, luego Jesús menciona una serie de señales que deben cumplirse antes de la llegada del día del Señor en Mateo 24:9-28.

1ero Persecución “seréis aborrecidos v.9, 2do la apostasía (vv. 10-13), 3ro predicación a todo el mundo (v. 14), 4to la manifestación de la abominación desoladora (vv. 15-28). Para el tiempo de los apóstoles se estaba dando una gran persecución y a su vez predicación a todo el mundo ¿qué faltaba darse? La apostasía y la manifestación del anticristo. El día del Señor no vendrá sin que venga la apostasía y se manifieste el anticristo.

¿Qué es apostasía? Significa negar la fe, negar al Señor, volverse atrás.

En otras épocas la persecución no ha logrado que tantos se vuelvan atrás, si ha habido renegadores, pero no así como habrán antes de la venida de Jesús. En 1 Ti. 4:1 dice que en los últimos tiempos algunos apostatarán de la fe al seguir falsa doctrina, la apostasía que dice Jesús consistirá en 1. Traición y odio a otros creyentes, Mt 24:10 “En aquel tiempo muchos se apartarán de la fe (tropezaran RVR 60); unos a otros se traicionarán y se odiarán;  2. Surgimiento de muchos falsos profetas que tendrán muchos seguidores, 11  y surgirá un gran número de falsos profetas que engañarán a muchos. 3. El amor se enfriará a causa de la maldad, (2 Ti. 3) 12 Habrá tanta maldad que el amor de muchos se enfriará, 4.  Creyentes verdaderos perseverarán 13  pero el que se mantenga firme hasta el fin será salvo.” Posiblemente sucederá como hicieron Himeneo y Fileto en 2 Ti 2:18 “que se desviaron de la verdad, diciendo que la resurrección ya se efectuó, y trastornan la fe de algunos.” Algunas personas dejarán entrar el error y se pondrán de parte del sistema del anticristo y dirán que él es el Señor y que no debemos esperar a nadie más, dirán que este hombre traerá paz y justicia a las naciones.

2 Se manifestará el hombre de pecado, el hijo de perdición. También llamado anticristo en 1 Jn. 2, y la bestia en Apocalipsis 13, el cuerno pequeño en Daniel 7. La persona que encarnará el poder del mal en el último tiempo. Hombre de pecado porque será la persona más malvada que ha existido, hijo de perdición por cuanto está destinado a la destrucción. Pablo ya había enseñado sobre él cuando estuvo con ellos (v. 5), pero se les había olvidado. Veamos algunas características de esa manifestación:

Primero, es un anticristo: 2Ts 2:4 “el cual se opone y se levanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto de culto; tanto que se sienta en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios” Es un opositor blasfemo a Cristo y al Padre, él rechaza la adoración a Dios con palabras y con su política. Esa oposición máxima llega al grado de sentarse en el templo de Dios como si fuese el creador, haciéndose pasar por él. En Mateo 24:15 Jesús dijo que cuando se vea en el lugar santo la abominación desoladora o el horrible sacrilegio que profetizó Daniel, huyeran. Y en el versículo 23 dice que si les dicen “aquí está Cristo” no les creáis. El hombre de pecado odia a Cristo y querrá imitarlo y suplantarlo. Pondrá su propia religión y demandará adoración idolátrica en el templo de Dios, posiblemente el tercer templo que será reconstruido, o tomando control del sistema religioso mundial en algún templo.

Segundo, el misterio de la iniquidad ya está en operación, pero limitado hasta ese día 2Ts 2:6,7 “Y ahora vosotros sabéis lo que lo detiene, a fin de que a su debido tiempo se manifieste. Porque ya está en acción el misterio de la iniquidad; sólo que hay quien al presente lo detiene, hasta que él a su vez sea quitado de en medio” Eso explica por qué Juan dijo que el anticristo ya operaba en su tiempo por medio de muchos anticristos (1 Jn. 2:18) mediante personas que habían salido de la iglesia que enseñaban que Jesús no vino en carne. El espíritu de anticristo ha permanecido por siglos, se ha manifestado en Antíoco Epífanes, en Hitler, en grandes perseguidores de la iglesia, pero hay algo que detiene la manifestación del personaje final ¿qué es? Puede ser la iglesia, en tanto que es fiel, pero cuando traicione a la fe, cometa apostasía dejará lugar al enemigo. Una iglesia con amor y sana predicación evita el mal. Otra alternativa es el Espíritu Santo, aunque el E.S. nunca será quitado del mundo (Mt. 28:20), él quitaría su efecto restrictivo.

Tercero, el Señor lo destruirá en su venida 2Ts 2:8 “Y entonces se manifestará aquel inicuo, a quien el Señor matará con el espíritu de su boca, y destruirá con el resplandor de su venida;” Jesús vendrá en un caballo blanco y Ap. 19:19-21 dice que la bestia junto con los reyes intentarán hacer guerra contra el Señor, pero Jesús arrojará a la bestia y al falso profeta al lago de fuego y los demás serán muertos con la espada de su boca, la cual se refiere a su palabra poderosa.

Cuarto, tendrá gran poder satánico sobre los que se pierden 2Ts 2:9 “inicuo cuyo advenimiento es por obra de Satanás, con gran poder y señales y prodigios mentirosos”. Su advenimiento viene dado por el poder de Satanás, el dragón: “el dragón le dio su poder y su trono, y grande autoridad” (Ap. 13:2), no es el mismo diablo pero tiene el poder diabólico para hacer señales y prodigios mentirosos. En Ap. 13:3 dice que fue sanada de una herida mortal, su acompañante que es el falso profeta tendrá poder de hacer grandes señales como hacer descender fuego del cielo (Ap. 13:13), también darle vida a la imagen de la bestia. Con esto dirá que es Dios y engañará al mundo para que le adoren y se pongan su marca.

Quinto, su meta es perder a la humanidad pero no podrá con los elegidos 2Ts 2:10  “y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos. 11  Por esto Dios les envía un poder engañoso, para que crean la mentira, 12  a fin de que sean condenados todos los que no creyeron a la verdad, sino que se complacieron en la injusticia”. Este falso Cristo recibirá lo que Jesús no recibió en la tierra, poder y reino y reconocimiento de todos. Sus milagros falsos serán su credencial. Así arrastrarán a las personas y a la iglesia apostata a la idolatría. Esta perdición es porque no recibieron el amor de la verdad para ser salvos, la gente rechazará al que murió en la cruz y preferirán los ofrecimientos de la falsa religión. En 2 Ti. 4:3,4 dice que llegará el día cuando la gente no querrá oír sana doctrina sino querrá oír lo que esté conforme a sus malos deseos. Dios permitirá (enviará) este poder engañoso para que sean condenados, esto será porque no creyeron la verdad, sino que se complacieron a la injusticia. Tal y como faraón se endurecía con los falsos milagros de sus magos así será esa generación. El Señor permitirá que sigan por el mal camino que eligieron.

Ni el chip, ni la vacuna, ni la pandemia nos deben alarmar pues primero tiene que darse una gran rebelión en la iglesia, un aumento desmedido en la maldad, el surgimiento del líder mundial que hará grandes señales y se hará pasar por Dios para luego poner su sello, pero eso será hasta lo último. Por otro lado, los elegidos no serán desviados por muy convincentes que sean los milagros.  Mat 24:24 “Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos.”

No te preocupes tanto por el anticristo, preocúpate si no eres salvo. En contraste con los que se perderán Pablo da gracias y ora porque ellos son elegidos para salvación 2Ts 2:13, 14 “Pero nosotros debemos dar siempre gracias a Dios respecto a vosotros, hermanos amados por el Señor, de que Dios os haya escogido desde el principio para salvación, mediante la santificación por el Espíritu y la fe en la verdad,  a lo cual os llamó mediante nuestro evangelio, para alcanzar la gloria de nuestro Señor Jesucristo.” Pablo indica que los elegidos están siendo salvos por la santificación del Espíritu y son salvos por la fe en la verdad. Por eso no pueden ser engañados porque su estilo de vida y sus convicciones son correctas. Por eso deben retener esa doctrina y estar firmes 2Ts 2:15  Así que, hermanos, estad firmes, y retened la doctrina que habéis aprendido, sea por palabra, o por carta nuestra. 

Termina orando para que Dios los conforte en sus tribulaciones y los confirme para realizar lo bueno y decir lo justo. 2Ts 2:16,17  “Y el mismo Jesucristo Señor nuestro, y Dios nuestro Padre, el cual nos amó y nos dio consolación eterna y buena esperanza por gracia, conforte vuestros corazones, y os confirme en toda buena palabra y obra.” O sea si pasas por enfermedades, terremotos, persecuciones, Dios te conforte con su consuelo eterno y su buena esperanza. La iglesia verdadera no debe tener temor sino la certeza de alcanzar la gloria.