Mucho se ha discutido si Jesús tuvo hermanos (medio hermanos), o si eran simplemente parientes (primos) o hijos de José de un matrimonio anterior. La Biblia dice en específico:

¿No es éste el hijo del carpintero? ¿No se llama su madre María, y sus hermanos, Jacobo, José, Simón y Judas? ¿No están todas sus hermanas con nosotros? ¿De dónde, pues, tiene éste todas estas cosas? 

Mt. 13:55,56

Sobre el término hermanos (griego adelphoi)

  1. El uso del término hermano en el Nuevo Testamento nunca se usa para hablar de primos o tíos, se usa de la siguiente forma:
  • Para el parentesco consanguíneo: Jacobo hermano de Juan (Mr. 3:17), Antipas hermano de Filipo, etc.
  • En sentido figurado: La hermandad en Cristo, todos los creyentes somos hermanos (Hch. 22:13). Se daba incluso para hablar de cualquier israelita (Mt. 5:42), incluso cualquier humano. Pero el sentido figurado no encajaría con los pasajes de aparecen los “hermanos” de Jesús.

2. El uso de hermano para primo, o sobrino solo se usa en el Antiguo Testamento

  • el término hebreo ´ah puede significar primo o sobrino: Abraham dice a su sobrino “somos hermanos” cuando él era su tío, o cuando dice que su esposa es su hermana y era media hermana. Solo hay un pasaje en la Biblia que se usa como primo y se entiende en el contexto (1 Cr. 23:21,22).

3. Existen palabras específicas en griego para referirse a un primo o pariente

  • En griego se usa la palabra anepsios para referirse a primo y syngenis para pariente. Ambas palabras son usadas por Pablo, Lucas y otros escritores tanto bíblicos como historiadores (Hegesipo, Josefo), para distinguir primos, de tíos o hermanos.

Las tradiciones

De la cuestión filológica concluimos que el término adelfos es siempre usado para hermanos consanguíneos y no tendría sentido usarse para primos o parientes, teorías que han surgido para apoyar la doctrina de la virginidad perpetua de María. En apoyo a la teoría de que Jesús tenía hermanos está Tertuliano (s. II) quien decía que esto apoyaba la doctrina de la verdadera humanidad de Jesús, al tener hermanos humanos. Luego fue apoyado por Ambrosio de Milán y Agustín.

En el siglo II también fue escrito el libro apócrifo proto evangelio de Santiago donde se menciona por primera vez la idea de que José tuvo hijos con otra mujer y quedó viudo, y luego apoyado por Epifanio de Salamis, y luego por otro libro apócrifo “la historia de José el carpintero” y otros. Es la posición de la iglesia ortodoxa.

En el caso de la teoría de los primos fue defendida por Jerónimo (s. IV). Él decía que los hermanos de Jesús eran hijos de María mujer de Cleofas y eran sus primos. Esta posición fue defendida por Papías (s. II). Es la posición común de la iglesia católica y algunos evangélicos. Aunque la mayoría de los teólogos actuales apoyan una verdadera hermandad de Jesús como hijos de José y María.

Hermanos- primos- hijos de María mujer de Cleofas

Discutamos la última postura. Comenzamos diciendo que los nombres Jacobo, José, Simón, Judas y María eran nombres comunes y de ahí la confusión. Santiago es la forma griega para Jacobo. De entre los discípulos de Jesús:

  • Juan y Jacobo eran hermanos y eran hijos de Zebedeo (Mr. 3:17)
  • Jacobo era hermano de Judas y eran hijos de Alfeo (Lc. 6:15,16). Judas era llamado también Lebeo o Tadeo (Mr. 10:3)

A parte de María la madre de Jesús estaban junto a la cruz según los pasajes paralelos de los evangelios.

Mt. 27:56Mr. 15:40Jn. 19:25
María MagdalenaMaría MagdalenaMaría Magdalena
María madre de Jacobo y JoséMaría mamá de Jacobo el menor y JoséMaría mujer de Cleofas?
María esposa de Zebedeo, mamá de Jacobo y JuanSalomé?hermana de María

La cuestión es determinar quién era la hermana de María la madre de Jesús (Jn. 19:25),pero no podía ser María mujer de Cleofas porque entonces habrían dos Marías hijas de un mismo padre lo cual no lo haría posible. Otra cuestión es que suponiendo que María mujer de Cleofas es la misma madre de Jacobo y José, no es posible demostrar que sea la misma esposa de Alfeo padre de Jacobo y Judas discípulos del Señor. Lo más seguro es que Salomé sea la hermana de María y entonces Juan y Jacobo eran primos y discípulos de Jesús.

Otro argumento en contra de esta postura es que si Jacobo el menor y Judas eran discípulos de Jesús por tanto no podrían estar contra Jesús como lo demuestra (Mr. 3:31), tampoco debería dejar a María con Juan el discípulo sino con Jacobo o Judas sus otros discípulos que serían sus parientes más cercanos. Más bien al ser Juan un primo sería más adecuado dejarlo con él.

También, esta postura dice que José, Judas y Jacobo eran primos de Jesús pero no se dice nada de Simón, el otro hermano de Jesús.

Concluimos que no es posible demostrar que los hermanos de Jesús eran sus primos.

Otros argumentos

Si eran hermanos menores ¿Por qué trataron a Jesús así? y ¿Por qué no estaban con María en la cruz? Los hermanos de Jesús no creían en él y no le tenían mucho respeto (Jn. 7:3-4). Al principio le acompañaron a las bodas de Caná (Jn. 2:12), pero más tarde estaban junto con María buscando audiencia pues ellos volvieron a sus labores y a Nazaret de donde eran (Mt. 12:46-50; Mr. 3:31-35, Lc. 8:19-21).

Solo hasta Pentecostés se les ve junto con los otros creyentes (Hch. 1:13,14) lo cual significa que creyeron luego de la resurrección de Jesús. Primero Lucas nos menciona que estaban los doce apóstoles incluyendo a Jacobo hijo de Zebedeo y a Jacobo hermano de Judas; posteriormente dicen que también estaba María la madre del Señor y los hermanos de este. Por tanto Jacobo y Judas no podrían ser a su vez sus hermanos.

Jacobo hermano del Señor tuvo un liderazgo importante en Jerusalén (Gá. 1:18-19), como lo menciona Pablo. El libro de Judas hermano de Jacobo sería también otro hermano del Señor.

Mateo menciona que José no tuvo relaciones conyugales con María hasta que dio a luz al primogénito (Mt. 1:25, Lc. 2:7). No necesariamente primogénito significa que tuvo más hijos, pero podría ser, y no necesariamente decir que no tuvo relaciones hasta que tuvo a su hijo significa que lo tuvo después, pero sería muy improbable que al tomar esposa vivieran sin tener relaciones conyugales, pues para los judíos el tener muchos hijos era una bendición. Pablo también enseña que los esposos deben cumplir con su deber conyugal (1 Co. 7), pensar que el sexo en el matrimonio es pecado o algo impuro es antibíblico. Respecto a la virginidad, los judíos esperaban que esta se perdiera al casarse puesto que siempre debía demostrarse que era virgen justamente al comienzo del matrimonio o la boda (Dt. 22:13-17). El voto de las vírgenes se esperaba únicamente de las solteras, no de las casadas, Pablo dice que las doncellas se preocupan de las cosas del Señor y cómo permanecer puras en tanto que las casadas de como agradar a sus maridos (1 Co. 7:34). La discusión respecto a si Jesús tuvo hermanos se dirime entonces respecto al dogma de la virginidad perpetua declarada como dogma en el siglo VI.

Si María tuvo más hijos sería como Ana a quien Dios le dio a Samuel y lo entregó al Señor, y posteriormente pudo tener más hijos (1 S. 1-2). De hecho María cita o canta el mismo canto de Ana.

Conclusión

El uso del término adelfos en el Nuevo Testamento demuestra que Jesús tuvo hermanos, en tanto que las tradiciones cristianas están divididas en este asunto por las dificultades en cuanto a los pocos datos como para tener un 100% de seguridad, por otro lado, solemos sostenernos en base a supuestos y dogmas denominacionales.

De los evangelios notamos que no era la preocupación defender la virginidad de María o si Jesús tuvo hermanos (o primos llamados hermanos), sino contar que estos no creían en él al comienzo pese a conocerle. También el relato en Mateo 13 tiene como fin mostrar que aún sus mismos conocidos de Nazaret no creían en él pues aunque lo identificaban como hijo del carpintero, hijo de María y mencionan a sus cuatro hermanos y sus hermanas no podían creer que tuviese esa sabiduría e hiciera esos milagros (Mt. 13:57). El objetivo de referirse a su familia con quienes compartían alguna consanguineidad era demeritarlo, menospreciarlo y rechazar que tuviese algún llamado divino y mucho menos divinidad.

Jesús respondió que este escándalo era porque los profetas no tienen honra sino en su propia tierra y casa (Mt. 13:57), quizá la familiaridad llevaba a las personas al menosprecio de su llamado. Si ellos evaluaban a Cristo por criterios meramente humanos se equivocaban (2 Co. 5:16). Por lo tanto Jesús no hizo allí muchos milagros a causa de su incredulidad. Si Jesús tuvo más hermanos demostraría aún más su plena humanidad y a su vez mostraría la grandeza de su plena divinidad, también demostraría que no es lo privilegiado nacer de una misma sangre sino nacer de un mismo Padre celestial por la fe.